Blogia
HUARAL

Adios a un maestro, llamado Pablo

Adios a un maestro, llamado Pablo

Escribe: Pedro N. Castañeda Pardo

Han pasado varios meses, desde que en forma silenciosa se deslizó entre nosotros una infausta noticia… ¡Pablo ha muerto!.

¡No lo pude creer!. Ahora me doy cuenta de su ausencia, al igual que sus hijos, su esposa, sus hermanos, sus alumnos y cuantos lo conocieron.

Pero ¿Quién era Pablo?. Él nació en Pirca. Desde niño conoció la pobreza y siguiendo la ruta que había trazado la familia continuó sus estudios universitarios, para convertirse en formador de hombres.  Durante casi veinte años recorrió Chosica, Cajatambo, Oyón y Huaral. Era un maestro dedicado a la enseñanza del Área de Matemática en la Institución Educativa “Alonso de Messías” del pueblo de Pacaraos.

Una enfermedad acabó con sus días. En sus exequias no hubo anuncios gubernamentales, ni el retumbar de cañonazos.  Sólo entre los amplios cerros de su tierra natal, se escucharon a la distancia, las nítidas notas de los clarines y el aletear de las palomas que en manso vuelo surcaron el cielo andino, notificando al infinito la partida de un incansable luchador.

Desde entonces, las aulas lucen tristes y solitarias. El camino polvoriento por donde solía recorrer, se ha quedado quieto, como el anuncio de la noche. Los perfumados eucaliptos guardan incrédulos su recuerdo. Sus colegas no dan el brazo a torcer, en el afán de continuar el camino de la unidad, que él trazó. 

¡Pablo no ha partido!. Sigue vigente, incólume. Porque la recta que trazó ilumina a sus estudiantes y colegas. El círculo que utilizó para explicar la teoría de conjuntos engloba a todos, como a una sola familia.

Ya no hará más cálculos de porcentajes, raíces cuadradas, suma de lados, productos notables. Pero, seguirá vigente su sonrisa, su manera franca al estrechar la mano, su voz de padre y maestro. Sus consejos continuarán haciendo eco entre los hombres, por mucho tiempo.

Al morir Pablo. Perdí a un amigo, a un paisano, a un colega, y también a mi primo. Sus hijos perdieron a un buen padre y la sociedad a un gran maestro.

¡Descansa en Paz, Pablo Efraín Castañeda Liceta!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

rully zeta castañeda -

te extrañamos muchos pero nunca te olvidaremos porque fuiste una persona especial y un ejemplo para toda la familia castañeda liceta.....siempre te recordaremos pabito.......

RUdy zeTa MEza -

Fve VN grab maestro y sobre todo un buen tioo lo keremoss muchoo lo extrañamozzz fuee una gran personaa.*!! te keremoz muchoo tio..*!de tu sobrinoO rully zeta y FAMILIA.*!

JEANMARCO -

LA TRISTESA DURARA POR SIEMPRE AL IGUAQL Q SUS ENSEÑANSAS

JEN MARCO -

E MEJOR EJEMPLO A SEGUIR UN VERDADERO PROFESOR UN VERDADERO AMIGO UN VERDADERO PADRE

Karen Castañeda -

era un buen profe pero sobre todo era un buen padre y lo extrañamos mucho por los buenos ejemplo q nos dio te qeremos papá

Juan Alcantara -

Que bonito escribe. Saludosdesde Huacho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres