Blogia
HUARAL

Adiós al maestro José Verano Cahuas

Escribe: Pedro N. Castañeda Pardo

Don José Verano Cahuas ha cerrado sus ojos para siempre, pero su partida ha sido física.  Pues seguramente Huaral le guardará un espacio en las páginas de su historia, para cincelar con plumas alegres su paso por este espacio terrenal.

Don José Verano Cahuas, a quien tuve la suerte de conocer a fines de los años 70, era un hombre sencillo, de caminar lento, mirada risueña y con su forma tan especial de estrechar la mano iba sembrando simpatías y cosechando amistades. Era un gran consejero. Recuerdo que en mi adolescencia anduve tocando las puertas del periodismo, cuando mi hermano Eleuterio escribía para el diario “La Prensa”. Cierto día. Así quiso el destino, mi gran amigo César Carrillo Gamarra, que en paz descansa, me presentó a este egregio  del periodismo huaralino. Fue cerca al Cine San Martín. Desde entonces, esa imagen del maestro ha quedado grabado en mi retina. Hombre risueño, bromista como buen costeño. Pero sobre todas las cosas con un amor incomparable a Huaral.

Don José Verano Cahuas tiene mucha importancia para la historia del periodismo de Huaral, pues él ha sido el que ha tenido la oportunidad de vivir en dos tiempos, en el Huaral tradicional y el moderno, aunque esto último podría sonar a exageración. En su periódico “La cancha” que eran escritos en tipografía, resaltaba los logros del deporte huaralino y los pormenores del valle. Pero también ha vivido en la época de la tecnología de la información, donde el internet hoy llega a los lugares más recónditos de nuestro planeta para llevar las últimas noticias que se generan en nuestra tierra.

Su pluma se ha paseado por casi todos los medios escritos de Huaral, a mediados y finales del siglo XX, pero siempre mantuvo una línea correcta en su desempeño. Méritos que lo han convertido en el maestro del periodismo de Huaral.

Ha partido un gran maestro. Deja tristes a sus familiares y a quienes tuvimos la suerte de conocerlo. Pero sobre todas las cosas, hay algo que nos enseñó don José Verano Cahuas, es que debemos tener mucho cariño a esta tierra que nos cobija, ya sea porque nacimos o llegamos a ella.

Me imagino, a estas horas, allá donde descansan los buenos hombres, ya estarán sentándose juntos, dos grandes hombres, dos huaralinos: César Carrillo Gamara y José Verano Cahuas, para hablar de nuestro Huaral, de sus calles polvorientas, de sus huertos alegres, pero sobre todas las cosas, de la bondad de su gente.

¡Descansa en paz maestro José Verano Cahuas!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Jorge Ramirez -

Nos ha sorprendio el fallecimiento de don José verano. Mis condolencias a sus famliaraes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres